FOTÓGRAFOS:MONI STREET ART

Es increíble como cambia nuestra forma de ver, antes nunca me fijaba en la gente cuando caminaba por las calle, solía ir pensando en mis cosas, en cambio ahora ha cambiado mi forma de mirar, ahora observo lo que veo a cada paso que doy, veo a personas con ilusiones, tristezas, alegrías, enfadadas con la vida o miradas

¿SÉ FIEL SIN IMPORTAR CON QUIEN?

Vaya despiste morrocotudo que tenemos…. Que sí no somos de pareja, que si hay que dar rienda a nuestros deseos, que si el sexo es una maravilla y hay que aprovechar cualquier ocasión….por síes que no falte ,¿ no? Por supuesto que la “chicha” es débil, y que tentaciones las tenemos tod@s, pero que caray…entiendo…

UN LUGAR PARA RECORDAR

Cuando me preguntan que hacemos en Kendra Life, aun me sigue costando dar una respuesta sencilla y en pocas palabras, ya que este proyecto comenzó hace varios años, con la firme decisión de dar servicio profesional en la rama, si se puede llamar asi, de terapias alternativas, y acabó siendo un lugar de encuentro, un refugio de paz y sosiego, donde tanto profesionales dan sus servicios en distintas disciplinas, ya sea Acupuntura, Atlaslogía, Nutrición, Masajes con distintos enfoques, kinesiologia y un largo etc, a lo que se fueron  añadiendo técnicas grupales como Hipopresivos, yoga y un largo abanico de actividades, siempre con una premisa, casi obsesiva, tener a los mejores profesionales posibles.

CRUCE DE IDEAS, CRUCE DE CAMINOS

La espiritualidad profunda entró en mi vida como suele hacerlo en la vida de muchos de los adultos de hoy en día en Occidente, y podría describirse como “a marchas forzadas”. No obstante haber tenido siempre una inclinación hacia lo desconocido, lo misterioso y lo intangible, no fue hasta la madurez, si es que se puede hablar de madurez en algún momento de la vida humana, cuando irrumpió en mi vida lo trascendente.

CRONICAS DE LA INDIA N.2

Impresionante la mezcla de colores verde y azul, las callejuelas estrechas y llenas de cacas, vacas, niños, tenderetes, comercios. Una ciudad encantadora con un formidable fuerte sobre una colina rocosa que se veía desde la terraza de nuestro curioso pero algo sucio y decadente hotel. Buena comida, un poco de arte y de historia, paseo por callejuelas fotografiando cada casa con sus mezclas únicas de colores verde y azul, compras en un atiborrado bazar al aire libre no apto para turistas pero

ENTAMBENI Y LA REINA DE AFRICA

El tercer y último día salimos como siempre al alba pero esta vez nos llevaron a un alto para contemplar desde ahí, el parque y el monte Entabeni a medida que la luz del sol iba bañándolo todo. Desayunamos en el alto. Aunque sin  Robert Redford lavando el pelo de Meryl Streep, fue nuestro “Memorias de África” particular. Impresionantes las vistas.